LOS ÁRIDOS, LA SEGUNDA MATERIA MÁS CONSUMIDA DEL MUNDO

Definimos como árido a todo material granular e inerte formado por fragmentos de piedra con una granulometría (tamaño) determinada y de procedencia natural -generalmente- o artificial. Los áridos pueden ser empleados de modo aislado o bien como constituyentes de una trama o armazón de aglomerado, cuya utilización es adecuada en diversos ámbitos de la construcción, fundamentalmente en la ejecución de edificaciones y de obra civil (carreteras, líneas de ferrocarril, puertos…).

LA EXTRACCIÓN DE LOS ÁRIDOS

Los áridos son materias primas minerales extraídas de la tierra para ser utilizadas, después de procesos de trituración y clasificación, en diferentes sectores industriales. Para la extracción de los áridos se emplean distintos métodos de arranque de las rocas, según las diversas clases de yacimientos y se obtienen mediante dos sistemas de explotación: con el uso de explosivos y con el uso de maquinaria adecuada. Esto da lugar a dos clases de explotaciones:

  • Canteras: son las explotaciones donde la piedra es compacta y para extraerla es necesario el uso de explosivos, mediante voladuras. Posteriormente, este material es triturado y clasificado en función de las necesidades.
  • Graveras: son las explotaciones de depósitos de sedimentos, arenas y gravas procedentes de depósitos aluviales. Como los materiales están sueltos y no son compactos se emplean equipos de arranque mecánico, que extraen la piedra directamente del yacimiento para su posterior clasificación en varios tamaños y composiciones.

Los áridos son un material insustituible y vital para el desarrollo de la economía. En este momento, es la segunda materia prima más consumida después del agua y representa más del 50% de los recursos minerales consumidos. En consecuencia, las canterias son un elemento esencial y estratégico para el progreso de un país.

TIPOLOGÍAS DE ÁRIDOS

Debido a las características geológicas y litológicas del subsuelo de Galicia, la naturaleza y calidades de los áridos son muy variables, lo que conlleva la aplicación de diversas técnicas de explotación y procesos de transformación con el fin de saisfacer las exigencias del mercado, que son cada vez más rígidas en cuanto a la homogeneidad y calidad del producto final a poner en las obras. De forma general, se puede establecer la siguiente clasificación:

Áridos naturales

Los que se extraen directamente de yacimientos mineros y se utilizan tras realizar solo una clasificación por tamaños para adaptarse a las exigencias de fabricación del hormigón o a otras prescripciones para su uso en obra. Suponen un 90% de los áridos que se extraen para su comercialización.

Áridos de trituración

Conocemos como áridos de trituración a los que se obtienen mediante la conminación de diferentes rocas de cantera o de las granulometrías de rechazo de los áridos naturales.

Áridos ligeros

Son productos  naturales o artificiales que se emplean para la obtención de piezas o elementos de obra de bajo peso y/o aislantes.

Áridos artificiales

Los que resultan de un proceso industrial o minero, o que fueron sometidos a alguna modificación físico-química de otro tipo. Son materiales de derribo, utilizables y reciclables.

Áridos reciclados

Son aquellos que resultan del reciclaje de residuos de demolición o construcción y de desechos. Representan menos del 1% de todos los áridos que se compran y venden. Además, el aprovechamiento de áridos reciclados está limitado a determinados usos.

Materiales de préstamo

Denominamos materiales de préstamo a aquellos áridos que pueden utilizarse sin modificación de sus características naturales o bien con pequeñas alteraciones (adición de productos estabilizantes o tratamientos mecánicos). Estos materiales suelen emplearse en la construcción de terraplenes y piedraplenes.

Materiales de dique

Bloques, naturales o artificiales, de formas y características variables, cuya misión es proteger un dique frente a la acción erosiva de las aguas marinas o canalizadas; debe asegurarse que son estables frente a las condiciones químicas de las augas, a ciclos de sequía/humedad y a otras situaciones propias de su emplazamiento.

En el caso de Galicia, la variabilidad litológica del subsuelo determina tanto la naturaleza de los áridos produciso como la distribución de las diferentes explotaciones y los usos de los mismos. Las litologías explotadas para la producción de áridos en Galicia pueden agruparse de la siguiente forma:

  • Granitos
  • Diabasas
  • Gabros
  • Anfibolitas
  • Ortogneises
  • Esquistos
  • Cuarcitas y cuarzo filoniano
  • Areniscas
  • Calcarias

APLICACIONES DE LOS ÁRIDOS

Los áridos son materiales básicos e imprescindibles tanto en la construcción de obras civiles (carreteras, aeropuertos, infraestructuras ferroviarias, etc.) como de edificaciones (viviendas, escuelas, hospitales, etc.). Por eso, son un indicador muy preciso del desarrollo socioeconómico de un país.

Los áridos se pueden emplear directamente o para fabricar cemento, hormigón o asfalto. Así, entre los principales usos a los que se destinan figuran los siguientes:

  • Áridos para carreteras
  • Hormigones y morteros
  • Balastro de ferrocarril
  • Diques
  • Materiales de préstamo

Los áridos también son utilizados en la fabricación de cerámica y vidrio, acero, papel, plásticos, pintura y detergentes, entre otros productos. En estos casos, los áridos empleados requieren unas propiedades muy específicas, como una mayor pureza y un tamaño muy pequeño.

RESTAURACIÓN DEL ENTORNO

Los áridos se obtienen mediante una intervención temporal sobre el medio natural para su aprovechamiento minero. Se trata de un impacto paisajístico transitorio producido mientras se desarrolla la labor extractiva y que finaliza cuando el lugar de la cantera o gravera es restaurado; además, mientras las explotaciones están en funcionamiento se levan a cabo múltiples medidas para evitar la contaminación del entorno o alterar lo menos posible el medio ambiente. 

Todas las explotaciones de áridos están obligadas por ley a disponer de un proyecto de restauración antes de comenzar la fase de extracción. Ese proyecto debe contribuir a que los terrenos recuperen, o incluso mejoren, las condiciones existentes antes de que el lugar sea explotado o adecuarlo a condiciones compatibles con el hábitat natural de la zona. 

Las posibilidades de restauración de los espazios explotados son muy diversas y dependen de las necesidades y condiciones de cada uno de ellos. En el caso de las canteras y graveras, el objetivo suelo ser el relleno de los huecos creados en la fase de extracción, pudiendo recurrir a diferentes opciones, como, por ejemplo, la creación de una laguna (en este caso concreto, la formación de lagunas incluso puede contribuir a atraer a la zona nuevas especies animales o vegetales, proporcionando así a los habitantes del lugar un nuevo espacio de ocio). 

Otra de las grandes posibilidades de restauración de una cantera de áridos es el aprovechamiento del agujero para almacenar residuos procedentes de la demolición de edificios o del sector de la construcción en general, denominados RCDS. Se emplean también para llenar esos agujeros los grandes excedentes de tierra procedentes de la construcción de infraestructuras (carreteras y autovías, líneas de ferrocarril, etc.). 

En todos estos casos, los rellenos se colocan de forma planificada por capas hasta alcanzar la altura del resto del terreno. La última de las capas, la más superficial, se suele llenar con tierra cultivable, ya que posibilita múltiples modelos de restauración: plantación de árboles, parques naturales, pastos para ganado, tierras de cultivo, etc. También existen otros ejemplos de restauración, como la construcción de polígonos idnustriales, la creación de parques tecnológicos, urbanizaciones, etc.

TRANSPORTE DE LOS ÁRIDOS

El principal sistema de transporte de los áridos, prácticamente único, es el desplazamiento por carretera, ya que es el medio que une todos los puntos de producción y de consumo potencial. El árido es un material que se vende a un precio ajustado al coste de producción y, por esta razón, transportar los áridos más de 60 kilómetros del lugar de donde se extraen no es ni económica ni medioambientalmente rentable. Por eso, las canteras y las graveras deben estar cerca de los centros de consumo. El transporte es un factor con mucha repercusión económica dentro del ciclo de explotación de los áridos, ya que puede incrementar el coste de los productos entre un 30% y un 50%.

SOBRE ARIGAL

La Asociación Galega de Áridos (Arigal) es una organización empresarial gallega integrada por más de 77 empresas que desarrollan su actividad en las distintas áreas del sector de los áridos: industria, fabricación, tratamiento y distribución. En total, las firmas asociadas operan en 75 centros de actividad y generan alrededor de 3.600 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos. En el ejercicio de 2015 los asociados de Arigal sumaron una cifra de negocio conjunta de 37,5 millones de euros.